lunes, 14 de julio de 2014

¿Qué es un plan territorial sostenible?

Los espacios urbanos y rurales cada vez conviven con una mayor armonía, y saber entender qué principios rigen en la gestión ambiental para que uno no acabe con el otro pueden ser esencial para la conservación de los espacios verdes y adaptados a lo largo y ancho del territorio. No son muy conocidos, pero existe la opción de cursar un máster en gestión ambiental para complementar ciertas formaciones de planificación estratégica y ética de espacios.

Saber entender los recursos de los que dispone cada región es uno de los pilares de cualquier plan territorial. La sostenibilidad y la ética se deben combinar, además, para aportar un componente de estabilidad en el largo plazo que asegure la convivencia del territorio.

Esbozar una planificación territorial estratégica significa pensar en la distribución y recursos presentes, adaptándola a la evolución y necesidades futuras. ¿Cuál es la tasa de natalidad de la región a la que afecta la gestión ambiental? ¿Y la de mortalidad? ¿Qué tipo de alimentación es más habitual en la zona? ¿Y deseable? ¿Alguna tendencia en auge en los últimos años o décadas que deba contemplar la planificación?
Asegurar el desarrollo local y sus características propias puede convertirse a largo plazo en una fuente de ventaja territorial respecto otras localidades sin una adecuada estructura geográfica que armonice los intereses de la sociedad y del territorio.

La sostenibilidad es otra de sus piezas maestras, pues tampoco será adecuado un plan territorial si no encuentra el equilibrio entre la capacidad de producción o la distribución eficiente, y aquello que se pretenda elaborar o para lo que deban servir los recursos existentes. Hay casos obvios, pero en otras ocasiones, el afán por cambiar el paisaje o el tipo de turismo de cualquier zona ha provocado desgastes y derramas derivadas de la malversación de fondos, la mala planificación y la destrucción o deterioro del medio ambiente.

De eso trata un plan territorial sostenible, de un constante equilibrio entre deseos, aspiraciones y necesidades, donde uno de los protagonistas no puede dejar de ser en ningún caso el propio medio ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario