miércoles, 2 de julio de 2014

¿De dónde viene el término manzana en urbanismo?

La palabra “manzana” para referirse a un bloque de edificios está ampliamente extendida como mote habitual en el territorio español. El gran estandarte de las manzanas como sistema de urbanismo es Barcelona, donde el barrio del Eixample fue especialmente diseñado siguiendo este modelo inspirado en la época feudal.
Ildefons Cerdà fue el encargado de diseñar el plan y llevarlo a la realidad a través de la consecución de islas de casas de forma octogonal y rodeada de calles que, a su vez, guardaran en su interior espacios verdes que se convirtieran en parques para los vecinos de la zona.
Si has estado buscando piso o quieres alquilar una casa en Barcelona, seguramente te hayas planteado el Eixample como uno de tus posibles hogares. No en vano, gracias al plan Cerdà, el Eixample se ha convertido en uno de los barrios más cómodos de la ciudad para conducir o bien para vivir. Uno se puede orientar fácilmente a través de las calles, pues todas ellas son perpendiculares o paralelas entre sí, y no hay ramales o desviaciones que imposibiliten la comprensión a no ser que se viva en la zona y se conozca al dedillo. Por todo ello, el alquiler de casas en Barcelona tiene en el Eixample uno de sus puntos más álgidos tanto a nivel de oferta como especialmente de demanda. Podríamos decir que el alquiler en Barcelona puede estar más o menos de moda, pero por ahora la que no decae es la zona central del Eixample, además de por sus características mencionadas, por la gran cantidad de enlaces y posibilidades existentes en lo referente al transporte público. Estar en el centro de la ciudad, además, hace que los desplazamientos a cualquier rincón de la ciudad sean más cortos, otro hecho que encarece de algún modo el precio de las casas en alquiler en el Eixample de Barcelona.
Para acabar, decir que el plan Cerdà no fue construido íntegramente según la planificación, y la mayoría de espacios verdes que se planearon no han sido realizados en el interior de las manzanas. Tampoco la limitación de número de pisos por edificio se ha acabado cumpliendo, viviendo una ampliación pasados los años que además de oscurecer las calles de la zona una poco más, supone un cambio de estilo arquitectónico más que evidente a la hora de contemplar las fachadas de cada calle y bloque de edificios. Una pena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario